A todas partes con el nuevo pincel

El nuevo pincel de tres piezas impresiona por sus proporciones perfectas y su fácil manejo. Su tamaño compacto lo hace el compañero perfecto para ir con él a todas partes. Las estrías integradas y el diseño con forma de cuña en el lateral de la tapa pueden emplearse para técnicas de lijado y raspado. Las cerdas sintéticas de alta calidad son suaves y flexibles y absorben grandes cantidades de pintura. La punta mantiene la estabilidad de sus dimensiones incluso tras un uso intensivo. Gracias a la zona de agarre ergonómica, se garantiza una buena sujeción y un trabajo sin cansancio.
Faber-Castell - Art & Graphic Water Brush
Art & Graphic Water Brush
Los lápices de Faber-Castell, totalmente acuarelables, crean una simbiosis perfecta con el pincel. El pincel transforma líneas trazadas toscamente en transiciones suaves en cuestión de segundos.

Veladura

La veladura agrega una profundidad controlada al dibujo capa por capa. Cada capa de color debe secarse antes de aplicar el siguiente. Las capas de color dejan ver los colores de debajo y se mezclan con ellos de forma óptima.

Lavado · Mojado sobre mojado

En estas dos técnicas se emplean cantidades de agua muy generosas. Los colores fluyen y se mezclan de forma artística y sin control. En la técnica de lavado, se aplica la pintura sobre papel seco, mientras que en la técnica de mojado sobre mojado, se moja el papel con agua limpia antes de aplicar la pintura para que los colores se corran aún más.

Granulación

La pintura se aplica superficialmente usando un pincel casi seco, de modo que los pigmentos se quedan en la capa superior del grano del papel. Para esta técnica se necesita una superficie estructurada del papel. Esta técnica puede lograrse con lápices acuarelables y con acuarelas convencionales (en tarro o en tubo).

Salpicaduras de color

Se pueden usar las salpicaduras de color para crear una sensación de ligereza en las obras de acuarela. Para esta técnica, se pasa la punta del pincel por la mina del lápiz de color en movimientos cortos ascendentes y descendentes, para que la pintura salpique directamente sobre el dibujo. Es posible conseguir resultados distintos si se varía la cantidad de agua y la distancia del dibujo.

Técnica de raspado

La tapa tan sofisticada ofrece una interesante variedad de opciones de diseño.
Con el lateral con forma de cuña de la tapa, se puede desplazar la pintura disuelta por el papel para crear estructuras poco corrientes, como con cuchilla.

Técnica de lijado

Las estrías integradas en la tapa son perfectas para conseguir efectos creativos. Es posible lijar el papel mojado para añadir puntos de luz al dibujo, con líneas de distintas formas.

Video del producto pincel