Logotipo de la empresa

El logotipo de la marca Faber-Castell es conocida y reconocida en todo el mundo:

Dos caballeros en justa en color verde oscuro. Pero, ¿de dónde viene este emblema? Hasta 1898, la compañía fue de propiedad de la familia Faber y era conocida como A.W. Faber. Luego, Ottilie von Faber, heredera del negocio, contrajo matrimonio con el Conde Alexander zu Castell- Rüdenhausen. Pero su abuelo Lothar von Faber había estipulado en su testamento que el apellido Faber debía permanecer en la compañía para siempre. Y entonces ellos cambiaron su apellido a Faber-Castell.

En 1905, el Conde Alexander sacó al mercado una nueva línea de lápices de alta calidad, que él nombró Castell. Para distinguirlos de los de sus competidores, el Conde Alexander escogió el color de su regimiento para la capa de pintura: verde. A través de los años, los lápices Castell se convirtieron en clásicos. El Conde Alexander también encargó la pintura de dos “caballeros del lápiz”, motivo de publicidad que decoraba las cajas y estuches durante décadas.

Luego esto se consideró pasado de moda y se desechó. Pero a inicios de 1990, cuando el Conde actual estaba creado la imagen corporativa para la compañía, los caballeros volvieron a constituirse como símbolo de la marca Faber-Castell. De forma estilizada, ahora son parte esencial del logotipo de la compañía.