Uso sostenible de nuestros recursos

La madera es una materia prima esencial en la producción de lápices de color y grafito. El uso sostenible de los recursos no solo protege el medio ambiente, sino que también nos ayuda a garantizar una sostenibilidad a largo plazo salvaguardando nuestras materias primas y manteniendo los precios estables. En 1992, también nos convertimos en el primer fabricante del sector en lanzar la tecnología respetuosa con el medioambiente usando barniz a base de agua en Alemania. Además de las fuentes de energía convencionales, la compañía utiliza cada vez más tecnologías renovables (por ejemplo, energía hidroeléctrica) para la generación de energía. La madera residual que se produce durante la producción se comprime en pellets y se reciclan térmicamente si se precisa.

Madera de materia prima certificada

Desde 2010, más del 95% de la madera utilizada por todo el Grupo Faber-Castell está certificada según las estrictas especificaciones de FSC®. Las cantidades residuales de madera también provienen de la gestión forestal sostenible, certificada predominantemente según el reconocido estándar PEFC. Esto garantiza un suministro de madera respetuoso con el ambiente, económicamente viable y socialmente responsable.
 
"El Forest Stewardship Council® otorgó a nuestros bosques la etiqueta ecológica FSC®-FM (Forest Management) FSC-C011398 por una gestión forestal respetuosa con el ambiente, socialmente responsable y económicamente sostenible en 1999. Los criterios para la certificación incluyen:
• Cumplimiento de las leyes, regulaciones y convenciones
• Cumplimiento de las leyes de la población local, como los derechos de propiedad de los propietarios de la tierra
• Mejora y mantenimiento de una economía sostenible y los beneficios sociales y ambientales de los bosques
• Preservación y restauración de los ecosistemas, incluida la biodiversidad y los recursos "
 
Todas las compañías productoras del Grupo Faber-Castell en todo el mundo y todas sus compañías de ventas también han recibido el certificado FSC®-CoC (Cadena de Custodia) FSC-C017601. Esta certificación garantiza que la cadena de producción se puede rastrear, desde la materia prima hasta el producto final.

Más información

Barniz ecológico a base de agua

El sellado de la superficie de un lápiz de color o lápiz de grafito tiene un propósito higiénico y estético. Sin el recubrimiento, el sudor de las manos o masticar el lápiz causaría la acumulación de bacterias en la madera. Por lo tanto, todos los lápices de colores y de grafito revestidos en madera producidos en Europa tienen un revestimiento de barniz a base de agua que no contiene disolventes orgánicos (barniz de acetona). Cuando se lanzó esta tecnología en 1992, la compañía estableció nuevos estándares en el campo de los recubrimientos de lápiz.
"Beneficios de esta tecnología:
• Sin olores desagradables en el lugar de trabajo
• Preparación y procesamiento seguros: mejora de la salud y la seguridad
• Protección ambiental activa al reducir el contenido de solvente"
considerablemente por debajo del 8%

Nuestra propia planta generadora de energía

"1) Energía hidroeléctrica
Cubrimos una gran parte de nuestros requisitos energéticos utilizando energía hidroeléctrica y generando calor a partir de madera residual. En el sitio de Stein, disponemos de nuestra propia turbina de agua, que fue renovada en abril de 2014. En el futuro, la turbina podrá generar aprox. 1,7 millones de kWh de electricidad al año, dependiendo del nivel del agua del Rednitz. Esto cubre alrededor del 25% de las necesidades energéticas en la sede de Stein. "
"2) Planta de granulación de madera
Tenemos nuestra propia planta de granulación de madera en Stein, la cual es utilizada para suministrar calor al edificio. La madera residual de la producción se comprime en pellets, se almacena en el antiguo búnker de carbón durante el invierno y se recicla térmicamente según se necesite."
"3) Otras medidas de generación de energía
Las fuentes de energías renovables y ecológicas también se utilizan en otros de nuestros sitios de producción en todo el mundo. La planta en Engelhartszell en la Alta Austria, por ejemplo, es autosuficiente gracias a su propia planta de energía geotérmica y genera el 100% de su propia energía térmica con una bomba de calor de agua subterránea."