Polychromos - 111 Años de color

Este año, el admirado y querido lápiz de color Polychromos para artistas celebra su centésimo décimo primer aniversario. Te invitamos a un viaje en el tiempo: cada cuatro semanas te iremos presentando tres colores de esta edición especial para que conozcas mejor la emocionante y única historia de la familia Faber-Castell.

Durante su vida entera, el conde Roland von Faber-Castell fue un jinete entusiasta. Durante estos tiempos turbulentos, "Lo que el viento se llevó" batía un récord para los Premios Óscar con ocho victorias y 13 nominaciones. El castillo en Stein al mismo tiempo llegó a convertirse el centro de la vida para muchos reporteros que vinieron a Nuremberg para relatar los juicios por crímenes de guerra de Nuremberg. Se hospedaron en el castillo de Faber-Castell, el cual se había convertido en campamento base de la prensa americana.


Girasoles, oleadas de maizales y profundos cielos de noches estrelladas. Esto es lo que asociamos al amarillo cromo. Van Gogh lo usaba considerablemente en sus cuadros. Debido al uso opulento del amarillo, no se podía permitir el amarillo cadmio que era veinte veces más caro.


Incluso los poetas y músicos alemanes en el período romántico alababan el mes de primavera de mayo por su exuberante verde. Nuestro verde de mayo está inspirado en el color de las delicadas hojas de abedul y haya en mayo. El color está estandarizado en el sistema RAL alemán con el número 6017 y hoy en día está compuesto principalmente de pigmentos orgánicos.

William Hooker fue un codiciado artista de las plantas. Mucho antes de la era de la fotografía, ilustraba plantas y su follaje para la famosa Sociedad real de la Horticultura. En su solicitud de tonalidades verdes, creó un verde opaco que ahora lleva su nombre. ¿Quién no soñaría con un picnic en preciosas praderas verdes?

El conde Roland von Faber-Castell disfruta de sus vacaciones de invierno esquiando en St. Moritz. Entretanto, comienza la construcción del rascacielos más alto por aquel entonces en el otro extremo del mundo: el Empire State Building de Nueva York.


Sepia – El nombre científico de sepia es el homónimo para este color. El marrón oscuro con tinte negro grisáceo se ha obtenido de la tinta seca de los sacos de estos animales. Hoy en día no se usa ninguna sepia para la fabricación de materiales artísticos.


Los conquistadores españoles trajeron higos chumbos de América Central y América del Sur a Europa en el siglo dieciséis. Las plantas traídas no sólo tenían sabores jugosos de frutas, sino que también eran los huéspedes de los insectos de escamas. El fuerte color rojo carmesí usado en las bellas artes y en la cosmética se producía de estos insectos de escamas. Todavía hoy, los pigmentos sintéticos utilizados tienen mayor resistencia a la luz que el carmín natural.

Aunque el azul parisino y el azul de Berlín son químicamente idénticos, no son lo mismo. El azul del cielo de la ciudad del amor, París, parece ser algo más luminoso que el azul vibrante del cielo de Berlín. Esto se ve reflejado en las dos tonalidades de azul.

Este elegante y colorido estuche refleja el Zeitgeist Art Déco, que alcanzó su punto álgido en 1925. ¿Sabías que en 1926 fue también el año del nacimiento de la reina Isabel II y de Marylin Monroe?


Nada es tan fastidioso para los artistas que la reacción química de colores ya usados. Debido a su tendencia de adquirir un color verdoso y sus propiedades dañinas, el pigmento original amarillo del zinc pierde sus cualidades al pintar. Hoy en día, este tono de color es generado por pigmentos orgánicos no tóxicos con resistencia a la luz y es muy popular por su luminosidad.


La condesa Ottilie von Faber se regocijaba por su color azul violeta. Elegía papel pintado, cortinas de seda y telas de tapicería de su color favorito. El azul violeta fue un color popular a principios de siglo y por ello se abrió camino en la gama de lápices de color Polychromos para artistas.

Casi tan antiguo como las montañas y brillante como el cielo sobre una cumbre soleada. La azurita presente de forma natural es la base de este increíble color que fue usado frecuentemente en los cuadros europeos hasta el siglo dieciocho. La disponibilidad de los modernos pigmentos azules, como el Azul de Prusia, el azul montaña perdió su apogeo.

La creciente demanda de productos A.W. Faber, requiere una ampliación de las instalaciones de producción. Por ello, se inicia la construcción de un nuevo complejo de fabricación moderno en forma de "U". ¿Sabías que todavía seguimos fabricando lápices en esta fábrica? Visita este complejo histórico como parte de tu Experiencia Faber-Castell.


En épocas anteriores, los artistas solían estar expuestos a sustancias tóxicas que provenían de los colores que usaban para dibujar. Desde hace mucho tiempo, ya no se emplea el pigmento tóxico de cobre-arsénico para los tonos verdes. Hoy en día, los colores verdes brillan gracias a los pigmentos de ftalocianina no tóxicos, que, como el verde mineral, se caracterizan por una excelente resistencia a la luz.


Con ella, El Greco, Rembrandt, Van Rijn y Van Gogh realizaron obras maestras para la eternidad: tierra sombra tostada, un pigmento natural de los óxidos de hierro y el marrón de manganeso. Molido y quemado produce un color marrón oscuro.

El nombre del pigmento rojo más pardusco se mencionó por primera vez hace unos 300 años. ¿Sabías que el pigmento sintético de óxido de hierro utilizado para el rojo inglés se obtiene mediante un proceso de sinterización de 700° a 800°?

En 1908, el conde Alexander von Faber-Castell lanza la nueva gama de lápices de colores “Polychromos”. Su hijo menor, Roland, que tenía tres años en ese momento, se hará cargo de la compañía en el futuro. Cuando Alexander viaja a Estados Unidos en 1909, el New-Yorker Staatszeitung le otorgó el título "Rey de los Lápices".


Tan claro como el cielo en una fría y soleada mañana de invierno: el Polychromos de color azul claro. En la época medieval, este azul frágil y ligeramente frío se creó mediante la mezcla de tinte índigo, plomo blanco y agua.


¿Sabías que el ojo humano puede distinguir casi 60 tonos de gris de blanco a negro? Discretas, sobrias y elegantes. Estas son las cualidades de estas versátiles tonalidades grises que se asemejan al color de las nubes, al color de la niebla y al color de la ceniza.

El tetróxido de plomo (II, IV), también denominado plomo rojo, es un óxido de plomo de color anaranjado o rojo que se preparaba mediante calcinación del óxido de plomo blanco. Se dice que la transformación del plomo blanco en plomo rojo se descubrió en un incendio accidental en el antiguo puerto de Atenas, en el Pireo, donde se quemaron barriles de plomo blanco a más de 480 °C y el polvo blanco se volvió rojo.

El lápiz de color Polychromos: admirado y muy querido por Karl Lagerfeld y Ferdinand Porsche, además de por destacados artistas que se dedican a crear con pasión y a mantener los más altos estándares. Todos ellos valoran Polychromos por su calidad sin inigualable, la extraordinaria vitalidad de sus colores y su mina de color resistente. Este año, los Polychromos celebran su centésimo décimo primero aniversario. Un cumpleaños significativo que Faber-Castell celebra con una edición especial. Regresamos al año 1908, cuando el conde Alexander von Faber-Castell ideó el concepto de esta nueva gama de lápices de colores. El desafío principal a la hora de elaborar los Polychromos era garantizar su resistencia a la acción de la luz. Sobre la base de prueba y error, este lápiz de madera de cedro con forma redonda se lanzó en una amplia gama de colores que comprende desde el blanco opaco al azul montaña, del rojo Saturno al marrón Van Dyck. La gama ha crecido desde los 60 colores que contenía en sus orígenes a los 120 que la forman hoy en día. Al igual que su predecesor - el clásico lápiz de grafito Castell 9000 - unos años antes, los Polychromos siguen siendo valorados por artistas y aficionados por igual hasta el día de hoy. 111 años después, los Polychromos se presentan en un elegante estuche de metal de aniversario de cuatro tamaños diferentes. Están disponibles en sets de 12, 24 y 36 de lápices de colores para artistas con una longitud estándar de 17.5 cm. La cuarta caja contiene 12 lápices de una longitud de 12.8 cm. Para mantenerse fieles a sus orígenes, cuentan así mismo con su sello tradicional. Esta edición de aniversario viene decorada con la espectacular imagen de un amanecer, el diseño original de 1908, un símbolo del principio de una nueva era.
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices de colores Polychromos
Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices de colores Polychromos
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 24 lápices de colores Polychromos
Estuche 111 aniversario c/ 24 lápices de colores Polychromos
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 36 lápices de colores Polychromos
Estuche 111 aniversario c/ 36 lápices de colores Polychromos
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices Polychromos cortos
Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices Polychromos cortos

Concurso creativo 111 años de color con Polychromos

Edición aniversario Polychromos
Polychromos: Los lápices de colores Polychromos para artistas destacan por su insuperable resistencia a la acción de la luz y sus colores brillantes. Este año, se presentan en un nostálgico estuche de metal de cuatro tamaños diferentes.
Reproduce el video