Polychromos - 111 Años de color

Este año, el admirado y querido lápiz de color Polychromos para artistas celebra su centésimo décimo primer aniversario. Te invitamos a un viaje en el tiempo: cada cuatro semanas te iremos presentando tres colores de esta edición especial para que conozcas mejor la emocionante y única historia de la familia Faber-Castell.

En 1908, el conde Alexander von Faber-Castell lanza la nueva gama de lápices de colores “Polychromos”. Su hijo menor, Roland, que tenía tres años en ese momento, se hará cargo de la compañía en el futuro. Cuando Alexander viaja a Estados Unidos en 1909, el New-Yorker Staatszeitung le otorgó el título "Rey de los Lápices".


Tan claro como el cielo en una fría y soleada mañana de invierno: el Polychromos de color azul claro. En la época medieval, este azul frágil y ligeramente frío se creó mediante la mezcla de tinte índigo, plomo blanco y agua.


¿Sabías que el ojo humano puede distinguir casi 60 tonos de gris de blanco a negro? Discretas, sobrias y elegantes. Estas son las cualidades de estas versátiles tonalidades grises que se asemejan al color de las nubes, al color de la niebla y al color de la ceniza.

El tetróxido de plomo (II, IV), también denominado plomo rojo, es un óxido de plomo de color anaranjado o rojo que se preparaba mediante calcinación del óxido de plomo blanco. Se dice que la transformación del plomo blanco en plomo rojo se descubrió en un incendio accidental en el antiguo puerto de Atenas, en el Pireo, donde se quemaron barriles de plomo blanco a más de 480 °C y el polvo blanco se volvió rojo.

El lápiz de color Polychromos: admirado y muy querido por Karl Lagerfeld y Ferdinand Porsche, además de por destacados artistas que se dedican a crear con pasión y a mantener los más altos estándares. Todos ellos valoran Polychromos por su calidad sin inigualable, la extraordinaria vitalidad de sus colores y su mina de color resistente. Este año, los Polychromos celebran su centésimo décimo primero aniversario. Un cumpleaños significativo que Faber-Castell celebra con una edición especial. Regresamos al año 1908, cuando el conde Alexander von Faber-Castell ideó el concepto de esta nueva gama de lápices de colores. El desafío principal a la hora de elaborar los Polychromos era garantizar su resistencia a la acción de la luz. Sobre la base de prueba y error, este lápiz de madera de cedro con forma redonda se lanzó en una amplia gama de colores que comprende desde el blanco opaco al azul montaña, del rojo Saturno al marrón Van Dyck. La gama ha crecido desde los 60 colores que contenía en sus orígenes a los 120 que la forman hoy en día. Al igual que su predecesor - el clásico lápiz de grafito Castell 9000 - unos años antes, los Polychromos siguen siendo valorados por artistas y aficionados por igual hasta el día de hoy. 111 años después, los Polychromos se presentan en un elegante estuche de metal de aniversario de cuatro tamaños diferentes. Están disponibles en sets de 12, 24 y 36 de lápices de colores para artistas con una longitud estándar de 17.5 cm. La cuarta caja contiene 12 lápices de una longitud de 12.8 cm. Para mantenerse fieles a sus orígenes, cuentan así mismo con su sello tradicional. Esta edición de aniversario viene decorada con la espectacular imagen de un amanecer, el diseño original de 1908, un símbolo del principio de una nueva era.
Nuevo
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices de colores Polychromos
Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices de colores Polychromos
Nuevo
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 24 lápices de colores Polychromos
Estuche 111 aniversario c/ 24 lápices de colores Polychromos
Nuevo
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 36 lápices de colores Polychromos
Estuche 111 aniversario c/ 36 lápices de colores Polychromos
Nuevo
Faber-Castell - Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices Polychromos cortos
Estuche 111 aniversario c/ 12 lápices Polychromos cortos

Concurso creativo 111 años de color con Polychromos

Edición aniversario Polychromos
Polychromos: Los lápices de colores Polychromos para artistas destacan por su insuperable resistencia a la acción de la luz y sus colores brillantes. Este año, se presentan en un nostálgico estuche de metal de cuatro tamaños diferentes.
Reproduce el video